Es un país desarrollado, un país con un nivel educacional y cultural alto?

Acogiéndome a mi ignorancia y desinformación pensé que el desarrollo, específicamente refiriéndome a países desarrollados,  estaba directamente ligado a la cultura y la educación. Bueno no podía haber estado más alejado de la realidad y lo vine a descubrir en carne propia cuando llegué a USA, el cual pensaba que aparte de las oportunidades principalmente de carácter económico y de superación personal, podría comunicarme y hacer amistades tal y como lo hace uno en su propio país, que tal y como en nuestra cultura me encontraría con gente de todo tipo y lo último que me sucedería era que fuese discriminado por tener un acento, ojos obscuros, pelo negro y piel con color y no transparente como la de estos gringos. Que ingenuo, pero que más se puede esperar de un mocoso de 17 años que de la vida sabía nada, el ímpetu y la falta de respeto al tope de la lista de prioridades, que vivía en un periodo en el que inclusive los estudiantes universitarios vivían aún con los padres, en que los jóvenes vivían una represión social a consecuencia de la dictadura. En aquellos tiempos las comunicaciones eran precarias, la desinformación increíble, de hecho lo único que sabía de USA era lo que se veía en las series de televisión y a pesar de todo, me lancé a la guerra cargando con un saco lleno ilusiones y esperanza importadas directamente de Chile, no se puede dejar de lado el peso extra que cargas en tus hombros con la responsabilidad de no fallar, te conviertes de una manera u otra la esperanza que en la casa la madre, abuelos y hermanos depositan en uno. A mediados de los 80 llego a una sociedad nueva, un idioma nuevo, costumbres nuevas, lugar donde la gente “blanca”, (como si yo fuera morado), te mira raro, como con desprecio, como si fueras un bicho raro, como si tuviera en mi frente un letrero estampado diciendo “no soy gringo”. A unos meses después de haber llegado a este país, y ya tener noción de idioma, me ocurrió mi primer desencuentro y me llevé la primera bofetada de realidad recordándome que ahora era un forastero y que lamentablemente sufriría la injusticia de la discriminación: Entré a comer una hamburguesa a uno de estos restaurante de comida rápida, y escucho al gringo mientras me miraba con desprecio decir “these fuc@$%@% mexicans …”, lamentablemente para mí, el orgullo me ganó haciéndome encender como una mecha de pólvora y le repliqué al gringo de mierda  “I am not mexican you fuc… ignorant white trash!”. Eso bastó para desatar una casi confrontación, pero como estábamos dentro del lugar el administrador vino y paró todo intento de violencia, y que suerte para mí, porque si algo hubiese pasado yo hubiera sido el culpable . . . ganarle a un anglo en su pueblo, es como que a México le devolvieran California, a Argentina le devolvieran las Malvinas o a Bolivia le devolvieran el mar, IMPOSIBLE. Y situaciones como esa me han ocurrido una y mil veces, claro que ahora más viejo el orgullo me lo debo guardar en un bolsillo y preocuparme de la familia,  además que de una simple pelea a mano limpia no existe, y al riesgo de que ellos saquen armas… creo que el riesgo ya no vale la pena.

Ya llevo 30 años en este país, el racismo sigue igual, sigo siendo discriminado y criticado por tener un acento al hablar, o por tener pelo negro y ojos cafés. Mi anhelo por Chile sigue casi tan intacto como lo sentía los primeros años de mi travesía por este país. El recuerdo que tengo de mis amigos, conversar con la gente sin ser criticado o discriminado por tener un acento. Tengo treinta años en este país y no entiendo como un país “desarrollado” tenga aún estos complejos de superioridad por falta a educación a causa de un complejo de superioridad sin fundamentos más que los que te dá el haber nacido en el país más grande del mundo. En Chile, acogiéndome a mis recuerdos ya que sé que las cosas han cambiado radicalmente, en aquellos tiempos el racismo no existía o era tan incipiente que pasaba desapercibido. Si eras moreno, no iba más allá de que te dijeran negrito, o si eras bajo que te llamaran chato, pero más que un agravio era una expresión de cariño y no un hecho que incitara a la violencia. ¿Bueno entonces afirmaríamos que la educación está ligada directamente con la educación? En Chile, en aquellos tiempos, la educación era algo de lo que realmente estábamos orgullosos, no como ahora… tema para otro blog. Entonces claramente el estatus de país desarrollado no está en absoluto ligado con el nivel educacional. Si fuera así, no debiera ¿Chile ser un país desarrollado? Hoy en día la educación en Chile lamentablemente es muy precaria, la inmigración desmedida de extranjeros de sud américa se ha incrementado y proporcionalmente los niveles de discriminación también han aumentado, entonces podemos claramente declarar que la educación es un factor principal. Entonces porque seguimos siendo un país en vía de desarrollo y USA un país desarrollado?

 

Estos blogs son dedicados a mi familia, son la expresión de lo vivido y sentido en búsqueda de un porvenir mejor, de una oportunidad mejor, ya no para mí, sino para ellos. Yo a pesar de mi constante búsqueda, constancia, esfuerzo, no lo logré, no pude hacer lo que quería, no pude llegar donde buscaba llegar. No bajo mis brazos y sigo luchando, pero démosle un toque de realidad a toda esta aventura, ya tengo 50. A dónde puedo aspirar llegar? . . .

 

Mi querido Chilito, te quería y añoraba mucho más cuando nadie sabía de ti, cuando eras un pueblo sano al final del mundo

Cuando era un niño vivía en Antofagasta, lo único que uno deseaba era poder ir al que era en ese entonces el país más grande del mundo, la potencia a la cual todos tenían sus ojos puestos, la cultura más admirada e imitada. Quien se perdía ver la tv para ver esos shows importados de USA: La pequeña casa en la pradera, los Angeles de Charlie, El Crucero del amor, El hombre Nuclear, La mujer biónica, y muchos más, y eso que no estoy contando los dibujos animados. En aquel entonces Chile era un país desconocido, solo un punto al sur del continente, tal vez lo único conocido era su mina de cobre. Este aislamiento mantuvo a nuestro país ignorante, alejado y limitado de una prosperidad comercial, económica y social por muchos años. Si hacen memoria, era todo mucho más sano. En los periodos de vacaciones todos los amigos del barrio, El Raúl, el Chito, El guatón David, El Sigfredo, el Manolo y su hermano, el Chino Mauro, el Queco (QEPD),  y el resto de la banda nos juntábamos a jugar al caballito de bronce, a jugar futbol, paco ladrón, a echar carreras y muchos otros juegos. Estábamos jugando en la calle  casa hasta las 11 o 12 de la noche, no habían preocupaciones de ningún tipo, no depravados de que preocuparte,  no disparos,  no existían juegos electrónicos que hoy en día mantienen a nuestros niños anclados a un monitor o consola de juego, tampoco existían esos restaurante de comida rápida  que tienen a nuestros niños y jóvenes en condiciones de obesidad. Hoy vivo en el país que fue en su momento la potencia mundial, el lugar donde se decía que el Sueño Americano estaba al alcance de todos, en USA.

Hoy, la potencia mundial es sólo un concepto, ya nadie asume ese rol el cual muchos países podrían ser postulantes a adjudicarse es título. Pero sin desviarse más del tema, las fronteras mundiales de han acortado, eventos como es de los mineros atrapados, el terremoto, o la primera mujer presidente del continente han ayudado a poner a Chile en al mapa. Las fronteras económicas se han derrumbado, no solo a razón de los anteriormente mencionado si no también por muchos otros factores siendo el internet una de las razones principales, y con ello ha llegado, a esta incipiente sociedad en vías de desarrollo,  las “infecciones” y el dolor de las sociedades desarrolladas del país del norte y  europeos: drogas elaboradas, capitalismo, consumismo desmedido, y con ellos el incremento de los índices de criminalidad, hurtos, drogadicción, y muchas de esta pestes tan comunes de sociedades desarrolladas. Estos niveles de inseguridad no permiten que los niños corran y jueguen como solíamos.

Hoy prendo la televisión y sólo se ven desastres tras desastres, casos de pedofilia como un evento rutinario y “normal”,  veo la invasión de extranjeros maleantes llegando e infectando a mi país, veo la perdida de respeto a la ley agrediendo y matando policías y peor aún que el poder judicial deja impune todas estas injusticias, novelas con homosexuales y llenas de garabatos como queriendo con ello expresar un arte “liberal” ?!?!?!?!? más parece pornografía barata elaborada para televisión donde se dice de todo pero no muestran nada. Chilito mío, eras tan lindo y sano cuando nadie sabía de ti. Donde terminará esto? Cuenta este país tan pequeño con la infraestructura moral y social apropiada para sobre llevar los cambios y “dolores” que toman a pasar de ser un país con una sociedad en vías de desarrollo a ser una sociedad desarrollada?

Que tanto se debe dar sin que se haga mala costumbre?

Esta navidad realmente me he puesto muy triste cuando le he regalado un juguete a un niño y me lo ha devuelto, porque no le gustó!!!!.

Mi nombre es Julio Gallardo, tengo en California una organización sin fines de lucro creada para servir a nuestras comunidades prestandoles ayuda y servicio gratuito. Uno de los puntos principales en el que nos concentramos es en ayudar a las familias a inscribirse a un seguro médico a travez de Covered Ca., Medical, Kaiser Kids, a obtener estampillas de comida, y/o a demás de otros servicios. Cada año en “Give For a Smile”, (el nombre de esta organización) organizamos un evento para la celebrar a nuestra comunidad. En este evento entregamos regalos a familias, principalmente latinas, haciendoles una comida y un pequeño show. Con mucho trabajo y esfuerzo organizamos este eventoanual donde conseguimos donaciones de juguetes, y comestibles para hacer de este evento un momento especial para cada niño.

Que tan productivo es ayudar a la gente que “necesita”?, Realmente hasta a donde y cuanto necesita la gente? Que tanto realmente se debiera ayudar a quien no lo pide?

Son tantas preguntas que definitivamente encontraremos puntos de desigualdad y discordancia entre una opinion y otra:

Que tan productivo es ayudar a la gente que “necesita”? La necesidad, es realmente una condición dificil de definir y determinar. Por ejemplo: Cuando tú le das una moneda a la persona que está parada en la salida del freeway. Realmente le estas ayudando? O simplemente estas generando buenos ingresos a un holgazán que no quiere trabajar.Es sabido que mucha de esta gente utiliza un monton de artimañaz para pedir dinero. Por ejemplo piden guaguas prestadas para pararse en las esquinas a pedir dinero, exponen defectos físicos para inspirar lástima, y así sucesivamente Artimañas que realmente repugnan pero lamentablemente una realidad. Lamentablemente estas artimañas perjudican a las personas que realmente lo necesitan . . .   tema para mas discución.

Realmente hasta a donde y cuanto necesita la gente? En estos cinco años que te tenemos al servicio de la comunidad, realmente he visto de todo. Gente que atiende a nuestras oficinas se queja y reclama en contra en servicio, se enviolentan cuando el sistema no les da lo que ellos, a pesar de su condición precaria, creen merecen. La mayoría de esta gente son personas sin un estado legal en el país, o personas que por una u otra razón NO SON ELEGIBLES para ningún recurso/asistencia estatal o federal, más sin embargo la arrogancia que presentan al EXIGIR ayuda es impresionante. Es esta la gente que le han dado demasiado y ya esta acostumbrada a pedir y recibir? Ha esta gente recibido mas de lo que debiera y no se debiera ayudar más sin un proceso más  exhaustivo y exigente? Una vez más un buén método de limitar y evitar el derroche de recursos en quien no lo necesita, pero un gran escollo para quien realmente lo necesite.

Que tanto realmente se debiera ayudar a quien no lo pide? Yo a modo personal junto a mi mujer hemos adoptado un lema “Favor no pedido, es favor no querido”. O sea el que no pide ayuda es porque no lo necesita. Eso es probablemente lo que ocurrio hoy en nuestro evento. Invitamos a familias de bajos recursos que mantiene/logra su diario vivir a base asistencia estatal y ayuda local que mendigan. Esta familia, y no me refiero a todos los participantes al evento, hacen de esta forma de vida su carera, pierden su orgullo y deseos de superación, que por lo demás es una cualidad básica que todo ser humano necesita para pogresar. Lo peor es que interiorizan tal forma que se pierde la dimensión la cual provoca esta arrogancia y orgullo “cuando se pide ayuda”.

Quien sabe, este es un tema tan abstracto como determinar la veracidad de los ovnis, se habla de la personalidad de un grupo de seres humanos, de las cualidades de vida de este grupo, de la educación que este halla recibido en su vida.

Hasta donde podemos opinar o si quiera tratr de determinar la conducta que provoca este comportamiento?  Yo creo que ni Sigmund Freud podría dilucidar este patrón de comportamiento que definitivamente da mucho de que hablar, o tal vez no.